Limbers de café

Los días calurosos es posible refrescarlos con un delicioso helado o un limbers hecho en casa. Para los fanáticos del café, los limbers de este sabor también están a su alcance, ya que son muy fáciles de preparar, además de ser deliciosos. Así que, si tú quieres aprender a realizar unos ricos y cremosos limbers de café para endulzar y refrescar tus días, no te despegues de estas líneas. A continuación, te explicaremos paso a paso cómo hacerlos en casa.

Ingredientes

Para preparar los limbers de café caseros, necesitarás tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • 1 taza y media de leche entera.
  • 1 taza de café negro frío, preferiblemente que no sea café instantáneo.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • Azúcar al gusto.
  • Sirope de caramelo al gusto.

Adicionalmente necesitarás vasos plásticos para colocar tus limbers, los más recomendados son los vasos de 5 onzas, pero puedes utilizar vasos de 7 onzas también, aunque tendrás menos porciones.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: No es necesario.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos.
  • Calorías: 120 calorías por cada porción.
  • Porciones: 5 porciones en vasos de 5 onzas.

Preparación de Limbers de café

¿Tienes los ingredientes mencionados? Entonces procedamos con la preparación:

En un recipiente lo suficientemente grande y cómodo para mezclar, añade la taza y media de leche entera y agrega una taza de café negro. Remueve bien hasta que tenga un bonito tono marrón claro.


Agrega dos cucharadas de azúcar, aunque en este punto dependerá de la forma en que tú prefieras comer los limbers de café. Asegúrate de probar la mezcla para saber si el azúcar está bien para ti y añade más o menos azúcar dependiendo de tu gusto.

Otra receta que te encantará:  Mazamorra

También añade a la mezcla una cucharadita de vainilla y remueve bien la mezcla nuevamente.


Coloca un toque de sirope de caramelo en el fondo de los vasos de plástico y también por todos los laterales para darle un toque más de dulce a tus limbers. Luego sirve la mezcla en los vasos de plástico de 5 onzas y llévalos al congelador. Estarán bien congelados aproximadamente 6 horas tras colocarlos en el congelador, pero es recomendable que los dejes en el congelador durante toda la noche para que el sabor se concentre mejor.

A las 3 horas, puedes abrir el congelador y añadir en el tope de los limbers otro toque de sirope de caramelo, este paso depende de tus gustos, puedes omitirlo si así lo deseas.


No te asustes si ves que los limbers han cambiado de color tras toda la noche en el congelador, es normal que ahora se vean un poco más oscuros.

Retíralos del congelador unos 10 minutos antes de comerlos, para darles tiempo de despegarse un poco del vaso y que puedas comerlos con mayor facilidad.

Recuerda que deberás apretar con fuerza en la base del limbers para que se despegue y eleve en el vaso, así podrás comerlo como una paleta de helado.

¡Y listo! Es momento de disfrutar estos deliciosos y refrescantes limbers de café.