Pollo al ajillo

Las recetas de Puerto Rico son una delicia, además de muy fáciles de preparar y fascinan a toda la familia. El pollo al ajillo es uno de esos ricos platillos típicos de la isla que se han vuelto muy populares en diferentes regiones de Latinoamérica.

¿Te gustaría aprender a preparar un delicioso pollo al ajillo? Entonces no te despegues de estas líneas, pues te enseñaremos paso a paso cómo hacerlo y deleitar a toda tu familia.

Ingredientes

Para preparar un rico pollo al ajillo al estilo boricua, necesitarás tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • Cadera deshuesada de pollo.
  • 1 limón.
  • Sal al gusto.
  • Perejil.
  • Mantequilla.
  • 10 dientes de ajo.
  • Pimientos naranjas y amarillos.
  • Cebolla morada.
  • Pimienta negra.
  • ½ taza de vino blanco de cocina.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 10 minutos.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos.
  • Calorías: 297 calorías por cada 100 gramos.
  • Porciones: 6 porciones.

Preparación de Pollo al ajillo

Una vez que cuentes con todos los ingredientes antes mencionados, tan solo deberás seguir estas instrucciones:

En una sartén a fuego mediano, agrega un poco de mantequilla y espera a que se derrita. Una vez derretida, agrega el pollo que deberá estar previamente bien lavado y picado en trozos. Remueve constantemente y agrega sal al gusto.

Continúa sazonando el pollo agregando pimienta negra, perejil y el jugo de un limón. Añade media taza de vino blanco para cocinar. Remueve todo muy bien para que los sabores se adhieran al pollo. No tapes la olla y déjalo cocinar a fuego mediano.


Al secarse el jugo del pollo, comienza a preparar el ajo. En otra olla coloca una buena cantidad de mantequilla y espera a que se derrita, pela los 10 dientes de ajo y tritúralos. Para luego agregarlos a la sartén con mantequilla a fuego mediano. Remueve bien para sofreírlo y baja el fuego.

Otra receta que te encantará:  Cuajito

Pica los pimientos naranja y amarillo y también la cebolla, luego agrégalos a la sartén y remueve todo bien para sofreírlo.


Una vez listo, agrégalo a la olla con el pollo.

Remueve bien el pollo para que se mezclen apropiadamente todos los ingredientes y sabores. Deja que todo se cocine durante aproximadamente 10 minutos a fuego medio-bajo.


Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y ya podrás servirlo. Por lo general se puede comer solo, pero puedes acompañarlo con arroz blanco o con papitas fritas para que los niños lo disfruten aún más. ¡Buen provecho!