Pollo con salsa de ajo

En Puerto Rico puedes disfrutar de una gran cantidad de variadas de recetas gracias a la amplia gastronomía que existe en esta bella isla. Muchas de las recetas también se consiguen en otras regiones de Latinoamérica. Sin embargo, los boricuas se las ingenian para darle al pollo con salsa de ajo, un toque único capaz de deleitar a todo el que las pruebe.

El pollo con salsa de ajo es una de esas ricas recetas que le encantan a toda la familia. Incluso a los más pequeños de la casa y si tú quieres aprender a preparar este delicioso pollo con salsa de ajo al estilo boricua, no te despegues de estas líneas, pues te explicaremos el procedimiento paso a paso.

Ingredientes

Para hacer un rico pollo con salsa de ajo desde la comodidad de tu cocina, tan solo necesitarás tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • 2 huevos.
  • Leche entera.
  • 1 taza de maicena o fécula de maíz.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 cucharada de caldo concentrado de pollo en polvo.
  • Brócoli.
  • Zanahoria.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 20 minutos.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Calorías: 630 calorías por porción
  • Porciones: 6 porciones.

Preparación del Pollo con salsa de ajo

Una vez que cuentes con los ingredientes antes mencionados, tan solo deberás seguir estas sencillas instrucciones:

Lava bien las pechugas de pollo y luego córtalas a la mitad, de modo que ahora tengas 6 porciones. Utiliza un poco de papel de plástico y colócalo por encima de la pechuga.

Con la ayuda de un martillo de cocina golpea un poco la pechuga para ablandarla, con el papel evitarás que los jugos de la pechuga te salpiquen.


A continuación, sazona la pechuga con sal y pimienta al gusto.

Otra receta que te encantará:  Chicharrón de Pollo

Luego coloca los huevos en un recipiente grande y cómodo, agrega un chorrito de leche entera y bátelos con la ayuda de una cuchara.

Coloca las pechugas en la mezcla del huevo, asegúrate de que las pechugas queden bañadas en la mezcla.

Agrega 1 taza de fécula de maíz a la mezcla y remueve todo bien con la ayuda de una cuchara o también a mano. Esto con la idea de que las piezas de pollo queden cubiertas de la fécula de maíz.


En una sartén grande coloca abundante aceite a calentar para poder freír las pechugas de pollo a fuego medio-alto durante aproximadamente 3 minutos por cada lado.

Pela los dientes de ajo y muélelos con la ayuda de un mortero hasta que queden bien triturados, también puedes utilizar pasta de ajo para evitar este paso.

Pica la cebolla en trozos pequeños y sofríela durante un par de minutos con un poco de aceite en una sartén. Luego agrega el ajo machacado y remueve constantemente los ingredientes.


Agrega una taza de agua y una cucharadita de caldo de pollo en polvo. Deja que espese un poco a fuego medio-alto.

Pica el brócoli en trozos pequeños y pica la zanahoria en rodajas, luego agrégalos a la mezcla.


Deja que hierva y luego agrega las presas de pollo fritas. Remueve todo bien para que el pollo tome el sabor del ajo y la cebolla.

Tapa la olla durante 2 minutos y listo, ya podrás servir este delicioso platillo y disfrutarlo en familia.


¡Buen provecho!