Limbers de Limón

Los limbers son helados caseros muy fáciles de preparar y que pueden ser de sabores frutales o cremosos, de acuerdo a tus gustos. Los más recomendados para días calurosos son los limbers frutales y, entre los más populares, se encuentran los limbers de limón.

Así que, si quieres aprender a hacerlos en casa, acompáñanos y descubre cómo hacer estos exquisitos limbers de limón para refrescarte y darle un toque dulce a tu día y al de tu familia.

Ingredientes

Para preparar los deliciosos limbers de limón, necesitarás tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de jugo concentrado de limón.
  • 2 tazas de agua.
  • 1 taza y 1/2 de azúcar al gusto.

Adicionalmente necesitarás adquirir vasos de plástico, si eliges vasos de 9 onzas las porciones de limbers serán solo 4, pero si eliges más pequeños, te saldrán más.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: No es necesario.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos.
  • Calorías: 120 calorías por cada porción.
  • Porciones: 4 porciones.

Preparación de Limbers de Limón

Como puedes ver, los ingredientes son pocos y fáciles de conseguir, así que, una vez que los tengas, comenzamos con la preparación de estos ricos limbers:

Presiona con fuerza los limones antes de cortarlos para ablandarlos y que puedas exprimirlos con mayor facilidad y extraer una mayor cantidad de jugo. Luego pícalos por la mitad y exprímelos bien. En un envase lo suficientemente grande como para mezclar, coloca el jugo de limón concentrado junto con las dos tazas de agua, preferiblemente en temperatura ambiente.


A continuación, añade el azúcar, este punto debe ser al gusto ya que los limbers de limón por lo general tienen un fuerte sabor ácido y llevan poca azúcar. Sin embargo, si deseas unos limbers con gusto a limón pero bien dulces para que los niños también los disfruten, entonces añade todo el azúcar o un poco más. Deberás probar la mezcla a medida que añadas el azúcar para saber si están quedando según tus preferencias.


Es hora de servir la mezcla en los vasitos. Lleva los vasos al refrigerador y, aproximadamente una hora después, sácalos. Aún no están lo suficientemente duros y es perfecto, porque ahora puedes tomar algunos trozos de limón y colocarlos en los limbers. Intenta hundir uno o dos trocitos hasta la mitad del vaso con cuidado, luego vuelve a llevarlos al refrigerador.


Tras dejarlos toda la noche en el refrigerador, ya estará lista esta deliciosa receta.

Otra receta que te encantará:  Limbers de Piña Colada

Recuerda sacarlos 10 minutos antes de comerlos del congelador para que se despeguen un poco del plástico y puedas disfrutarlos con mayor comodidad.